¿Cómo cambiar el titular de la luz?

¿Cómo cambiar el titular de la luz?

Alguna gente piensa que no se trata de un asunto que corra prisa o que no es necesario realizar el cambio de titular de la luz al entrar a vivir en un nuevo piso. Sin embargo, pueden surgir problemas de no hacer este trámite, así que es importante llevarlo a cabo.

Principalmente porque el titular del contrato de la luz es la persona que figura como responsable de abonar las facturas. De pasar esta responsabilidad a otra persona que, además, probablemente ni conozcas, estarás dejando a la suerte que tu relación con la compañía eléctrica sea buena o mala.

De entrada, hay tres cosas que debes saber para entender cómo funciona el cambio de titular de un suministro eléctrico:

  • Siempre es el nuevo titular el que debe solicitar el cambio.
  • El titular es siempre el único responsable de las facturas.
  • El cambio de titular es una gestión completamente gratuita.

Como inciso cabe mencionar que no debe confundirse el cambio de nombre de la luz con una solicitud de alta. El traspaso de titular se realiza solamente cuando ya existe un suministro eléctrico dado de alta, pero se quiere transferir dicha responsabilidad a otra persona.

Cambiar de nombre la luz: ¿cuándo hacerlo?

Aunque un cambio de titular se puede realizar cuando el consumidor quiera, hay algunas situaciones en las que es importante ponerse manos a la obra y gestionar el trámite.

  • Al cambiar de vivienda. Este es el principal motivo por el que los usuarios hacen cambios de titularidad en sus suministros eléctricos. El nuevo inquilino o propietario de una vivienda o local deberá encargarse de llamar a la compañía eléctrica que le dé el suministro para comunicar su voluntad de hacer un cambio de nombre.
  • Cuando alquilas un inmueble. Si tienes un piso o local en propiedad y lo alquilas, es importante que te asegures de que los inquilinos realicen el cambio de titular de la luz. Sobre todo, si el anterior titular eres tú. De este modo, no te responsabilizarás del buen o mal uso que haga tu inquilino de su suministro y ninguna compañía eléctrica podrá reclamarte nada.
  • Por fallecimiento. Si, desafortunadamente, fallece la persona que figuraba como titular del suministro de luz, la responsabilidad sobre las facturas pasará a un familiar directo, ya sea cónyuge, hijos, padres o hermanos. En este caso habrá que presentar el certificado de defunción.
  • Por divorcio. En caso de separación o divorcio, también es necesario cambiar el titular de la luz si el que se queda en la vivienda no figura en el contrato. El cónyuge que mantenga su residencia en el mismo sitio deberá pedir el cambio y presentar la sentencia del divorcio si fuese necesario.

Documentación que presentar

Para realizar un cambio de titularidad en el suministro de luz, solo tienes que llamar a tu compañía eléctrica y solicitarlo, entregando una serie de documentación:

  • Nombre completo y DNI.
  • Datos de contacto.
  • Dirección del punto de suministro.
  • Cuenta bancaria.
  • Copia de la escritura de la casa o del contrato de alquiler.

Plazos y precios

El tiempo que puede tardar un cambio de titular de la luz está marcado por la ley y se trata de un plazo de entre 15 y 20 días hábiles, desde el momento en el que has entregado toda la documentación requerida a la comercializadora.

Ten en cuenta que el periodo de facturación vigente todavía irá a nombre del antiguo titular, así que deberás esperar al siguiente periodo para ver tu nombre constando en la factura.

Como ya hemos dicho, el cambio de titularidad es un trámite totalmente gratuito. Sin embargo, se puede aprovechar este momento para realizar otras gestiones que sí pueden conllevar costes adicionales.

Al cambiar de titular, tendrás la oportunidad de modificar tu tarifa eléctrica y aumentar o disminuir tu potencia contratada. Ten en cuenta que este tipo de cambios tiene unos costes asociados regulados por la ley. Por ejemplo, en el caso de querer contratar una potencia inferior, se deben abonar 9,04 € + IVA en concepto de gastos de gestión.

También existe otro trámite que tu compañía eléctrica puede obligarte a cumplir, en caso de que sea necesario:

  • Actualizar el Boletín Eléctrico. Se trata de un documento que acredita que todo está en orden entre el consumidor y la compañía, e incluye detalles como un plano de la instalación y la potencia máxima que puede soportar. También se conoce como Certificado de Instalación Energética (CIE) y se debe actualizar cada 20 años. Esta gestión tiene un coste de entre 100 y 150 €.

¿Y si hay impagos?

Puede darse el caso de que te hayas mudado a un piso de alquiler y, al querer realizar el cambio de titularidad en el suministro de la luz, la compañía te haga saber que existen pagos pendientes, correspondientes a periodos anteriores.

En este caso, debes gestionar el cambio de nombre con precaución, ya que, de no dejar constancia de que tú no eras el responsable de las facturas en ese momento, la compañía podría reclamarte el importe pendiente.

En este caso, puedes proceder de dos maneras distintas:

  • Traspaso de la titularidad sin subrogación de deuda. El nuevo inquilino tiene derecho a desvincularse de la deuda y lo podrá hacer presentando una copia del contrato de compraventa o alquiler que demuestre que este usuario no estaba ocupando la vivienda en el momento en que tuvo lugar el impago.
  • Traspaso de la titularidad con subrogación de deuda. El usuario también tiene la opción de decidir que quiere saldar la deuda con la comercializadora. En este caso, tendrá que respetar las condiciones que había entre el contrato anterior.

Y esto es todo lo que tienes que saber para realizar un cambio de titular de la luz con éxito. Si tienes toda la documentación requerida, solo tendrás que hacer una llamada y esperar a que el cambio se haga efectivo por parte de tu comercializadora.